¿Cuánto tiempo tarda en tener éxito un inicio?


Lanzar una nueva empresa es difícil, pero convertirla en un negocio real y rentable es aún más difícil. Puede que estés ansioso por saber si tu startup va por el buen camino o no. Es común que los fundadores se pregunten cuánto tiempo tarda una startup en tener éxito.

Aquí, vamos a definir el éxito como "rentable" ya que es el objetivo más obvio para los empresarios. Pero tenga en cuenta que cada startup es diferente en términos de objetivos, recursos y desafíos, por lo que el éxito debe medirse en relación con su negocio.

¿Cuánto tiempo toma para que un inicio sea rentable?

Kennected ha sido rentable desde el mes 5, lo cual es un gran progreso para un inicio. Sin embargo, no todas las empresas pasarían por la misma experiencia. Incluso si tu startup no disfruta de ese repentino auge de ventas y clientes de inmediato, recuerda que el espíritu empresarial se basa en la paciencia y la resistencia.

Aunque las empresas tienen trayectorias diferentes, y las nuevas empresas pueden pasar por diferentes altibajos, hay un patrón común que se forma durante los primeros años de desarrollo de las empresas.

La respuesta corta es que tus primeros años serán un paseo rocoso. Muchos inicios fallan en su primer año mientras que otros no llegan a su quinto. Incluso menos compañías llegan a su décimo año.

Por lo general, toma al menos 4 años sólo para convertirse en un negocio real y rentable. Si tu empresa está luchando en su primer año, debes saber que miles de otras compañías están lidiando con estas dificultades también.

Victorias fáciles y victorias obvias

En el momento en que inicie su compañía, obtendrá docenas de fáciles y obvias victorias. Lanzar tu empresa es bastante difícil, y eso vale la pena celebrarlo. Obtener los permisos, asegurar la financiación, lanzar el sitio web, incluso contratar a tu primer empleado, todo esto se sentirá como un gran progreso.

Pero no dejes que estas pequeñas victorias te engañen. Típicamente no incluye muchos ingresos para mantener tu inicio a flote. Te muestra que tienes un gran comienzo, pero sigue avanzando y subiendo o de lo contrario no podrás mantener ese impulso.

Dificultades, desafíos y deuda

Ser rentable debe ser su principal objetivo además de construir su marca, mantener el flujo de caja, mantenerse al día con la competencia y perfeccionar su producto. Su inicio pasará inevitablemente por varios desafíos, e incluso podría gastar sus ahorros sólo para mantenerlo vivo.

En esta etapa, puede darse cuenta de que lanzar un negocio es diferente a validarlo. Necesitas conseguir clientes tempranos y convertirlos en compradores a largo plazo. Durante este punto, comenzarás a preocuparte por si has hecho o no el movimiento correcto en tu carrera.

Para superar esta etapa, es necesario convertir la ansiedad en motivación y lograr aún más pequeños hitos. Quieres trabajar día a día para ayudar a que el negocio crece. Este es el momento de moler.

Etapa de validación

Es en este punto que su entusiasmo por su negocio se ha transformado en estrés. Esta es la etapa en la que tiene una idea clara de si su empresa es viable o no. Sabes por experiencia que tu empresa tiene diferentes fortalezas y debilidades. Puedes señalar exactamente lo que tu empresa necesita para crecer. En este punto, sabes exactamente lo que estás firmando. Si te comprometes a ello o no depende de ti.

Si para el tercer año todavía está luchando por alcanzar el punto de equilibrio, entonces su compañía podría estar a años de ser rentable. Es el momento adecuado para preguntarte si todavía es algo que quieres perseguir. Comprende que el éxito puede llegar más tarde, o tal vez nunca. Nada está grabado en piedra.

Se ha tomado el tiempo para validar su idea y puede decir si vale la pena perseguirla o no. Pregúntate a ti mismo si puedes seguir a ese ritmo durante otros 2 o 3 años. Nadie sabe si tu el negocio tendrá éxito en el futuro, así que no prestes demasiada atención a lo que te digan los demás. Tienes que hacer la llamada.

Encontrar tu pie

Muchas empresas importantes estuvieron en la oscuridad durante muchos, muchos años antes de encontrar su lugar. Incluso algunos de los empresarios más inteligentes lucharon por hacer despegar su negocio. Es normal.

Las historias de éxito de la noche a la mañana son raras y no deberían ser la base de lo que es el éxito. No uses eso como guía.

Antes de que puedas encontrar tu camino, necesitas refinar cada aspecto de tu negocio: desde la adquisición de clientes hasta la gestión de equipos. Todas estas cosas requieren de muchas iteraciones para que funcionen bien. Puedes pasar más tiempo en una determinada etapa que en otras.

Una vez que tengas todos los aspectos de tu negocio bien, puedes empezar a dirigir una empresa de verdad. Construyendo una puesta en marcha desde el suelo es difícil, y no hay necesidad de endulzarlo. Recuerde que no hay ningún atajo, y eso está bien.

Programe una demostración.
Haga crecer su negocio