Cómo construir la cultura de la empresa a distancia

 

Gracias a los avances de la tecnología moderna, ahora es más fácil que nunca que las empresas trabajen con un equipo a distancia.

Este cambio masivo en el entorno de trabajo global ha demostrado su eficacia especialmente durante la época de la cuarentena, en la que la configuración remota ayudó a las empresas a sobrevivir a los cambios drásticos en su funcionamiento.

Las granjas de cubículos ya no son necesarias en el entorno laboral actual. Tampoco es necesario tener a todos los empleados en la misma oficina. Gran parte del trabajo puede realizarse en línea, por lo que cada vez es más habitual que parte del equipo trabaje desde su casa.

Esta configuración en línea también permite que los miembros del equipo de diferentes partes del mundo colaboren, lo que facilita mucho la contratación para las empresas, que ahora pueden contratar a talentos cualificados de cualquier parte del mundo. De hecho, las empresas pueden tener mucho éxito incluso sin una oficina. Toda su plantilla puede trabajar a distancia y seguir produciendo resultados.

Sin embargo, este tipo de configuración de trabajo conlleva su propio conjunto de retos: retos que la mayoría de las empresas están aprendiendo a superar. Aquí hablaremos de cómo construir una cultura de empresa sana y positiva, incluso si se trabaja a distancia.

El valor de trabajar a distancia

En primer lugar, hay que entender por qué las empresas se están pasando a este modelo. El trabajo a distancia tiene efectos valiosos en la satisfacción y la productividad de los empleados. También podría ser bueno para mantener el bienestar general de sus empleados.

Los estudios han demostrado que los trabajadores en casa son más felices, más productivos y menos propensos a renunciar en comparación con los empleados que acuden a la oficina.

El trabajo a distancia, también conocido como teletrabajo, mejora el compromiso, la productividad y la satisfacción de los empleados, al tiempo que reduce los gastos y las ausencias no programadas. También reduce el necesidad de programar reuniones-porque todo se puede hacer en línea. Incluso puede mejorar la colaboración entre todo el equipo.

Cómo construir una cultura empresarial increíble cuando se tiene un equipo a distancia

El inconveniente es que es un poco más difícil desarrollar una cultura empresarial eficaz. La clave para resolver este problema es asegurarse de que no haya falta de comunicación. Que no te veas en la oficina no significa que no vayas a intentar cultivar una sólida relación de trabajo con el equipo.

Para empezar, hay que definir los valores de la empresa e intentar que todos estén de acuerdo. Hay que hacerlo desde el primer día. Cree o perfeccione los valores de su empresa para que todo el mundo tenga clara la dirección de su cultura. Deja también claro cuáles son tus objetivos para que todos los miembros del equipo puedan trabajar en pos de ellos.

Definir los valores de su empresa le permitirá impulsar la cultura de su empresa. Y una vez que lo hayas definido, debes comunicarlo al resto de la organización. Los valores de tu empresa deben ser inspiradores y estar bien redactados. Revisa los valores de tu empresa de vez en cuando para asegurarte de que están actualizados.

Presentar a los nuevos empleados al equipo

Contratar talento cualificado es más fácil ahora porque se puede hacer online. Por eso puede ser fácil olvidar algo tan sencillo como presentar a los nuevos miembros al resto del equipo.

Da la bienvenida a tus nuevos empleados delante de todo el equipo. El hecho de trabajar a distancia no significa que no sea importante. Sólo lleva unos minutos, y ayuda a los nuevos empleados a conocer la cultura de su empresa. También les ayuda a adaptarse más fácilmente al nuevo entorno.

Puede presentarles los distintos departamentos o animarles a organizar reuniones individuales con todos los miembros del equipo con los que se sientan cómodos. El hecho de que todos se conozcan a nivel personal ayudará a los nuevos miembros a comprender mejor quién es responsable de qué. También les introduce en la dinámica de trabajo que ya se ha creado.

Fomentar la comunicación abierta

La comunicación será su mayor reto en este tipo de entorno de trabajo. Pero, por suerte, la configuración en línea te da todas las herramientas que necesitas para estar en contacto con cada miembro a distancia. Puedes utilizar chats de grupo, mensajes directos, correo electrónico, videoconferencias, etc. Lo único de lo que tienes que preocuparte es de crear un entorno de comunicación abierta y de retroalimentación.

Promover la transparencia le permitirá hacer más trabajo, y ayudará al equipo a mantenerse organizado incluso cuando haya mucho trabajo que hacer. Quieres construir una cultura de empresa en la que todos participen, y no solo los extrovertidos de tu equipo.

No quieres que los miembros del equipo se queden callados o se sientan aislados. Así que, en la medida de lo posible, evite cualquier burocracia o formalidad asociada a la comunicación. Normalmente, una comunicación de equipo más informal y relajada fomenta las conversaciones directas y sinceras.

La comunicación es muy importante, y la cultura de su empresa a distancia prosperará -o fracasará- exclusivamente gracias a la comunicación.

Definir los canales de comunicación y establecer las expectativas correspondientes

Como todo el mundo trabaja a distancia, es fácil pensar que todos los miembros de su equipo están disponibles en cualquier momento. Pero no pida a la gente que trabaje las veinticuatro horas del día, ya que esto sólo hará que sufran de agotamiento e incluso puede generar desprecio. En su lugar, establezca las expectativas de su equipo sobre los canales de comunicación que va a utilizar su empresa. Puedes hablar de temas serios o enviar documentación por correo electrónico, o puedes mantener conversaciones informales y reuniones de equipo utilizando Skype o Slack.

Aunque los miembros del equipo no estén siempre conectados, pueden recibir notificaciones o ponerse al día en las discusiones una vez que abran su aplicación de mensajería o su navegador.

Intenta mantener un horario coherente si quieres que las reuniones de todos los grupos sean regulares. Si las zonas horarias son un problema, siempre puedes organizar dos reuniones para mantener a todos al día. Para fomentar una relación más estrecha, puedes realizar las reuniones mediante videoconferencia. Incluso cuando se trabaja a distanciaEl lenguaje corporal y las expresiones faciales desempeñan un papel muy importante en la comunicación.

Conozca a todo el mundo

Por último, tómese el tiempo necesario para conocer a todos y cada uno de los miembros de su equipo. Como no pasáis tiempo juntos en un espacio de trabajo físico, tienes que hacer el esfuerzo consciente de conocer a tus empleados.

Hazte una idea de quién es como persona y cuáles son sus rasgos de personalidad. Esto te ayudará a comunicarte y trabajar con ellos de forma más eficaz.

Incluso con una configuración de trabajo en línea, desarrollar un entorno de trabajo saludable y una cultura empresarial positiva sigue siendo importante porque hará que todo el mundo sea más feliz y productivo.

Programe una demostración.
Haga crecer su negocio